Pasos para implantar eficazmente un sistema de cumplimiento penal

Un proyecto de implantación de un sistema de cumplimiento penal tiene dos grandes partes:

La primera se basa en realizar una evaluación del riesgo penal de la empresa y la identificación de los mecanismos de prevención y control de riesgos existentes (por ejemplo un procedimiento robusto de pagos, realización de auditorías informáticas, etc.) o requeridos (por ejemplo la necesaria elaboración de un código ético o la contratación de un consejero de seguridad para los transportes de combustible, etc.). En este último caso se marcará el plan de acción necesario para la puesta en marcha de esos nuevos controles. La evaluación de los riesgos dará lugar al mapa de riesgos penales, corazón del sistema.

En esta primera fase es imprescindible contar en el equipo con una persona especialista en delitos penales, mientras que en resto del proyecto no es necesario.

Y en una segunda fase (o en paralelo) se deberá desarrollar el manual de cumplimiento penal que, además de recoger documentalmente el trabajo anterior (especial hincapié en la metodología de valoración-evaluación de riesgos utilizada), incorporará todos los elementos necesarios para el correcto funcionamiento, mantenimiento y mejora del sistema de cumplimiento: roles y responsabilidades(designación compliance officer), procedimientos (tramitación denuncias, revisión y auditoria del sistema), registros (canal de denuncias y NNCC) y resto de elementos necesarios. El proyecto deberá de culminar con la información y formación a la plantilla (y en su caso a otras partes interesadas) en el funcionamiento del nuevo sistema, especialmente en los nuevos mecanismos de denuncia y control implantados.

Para acabar, recordar que estos proyectos deben de estar liderados por el máximo órgano ejecutivo ya que afectan e involucran a toda la organización y sus resultados deben de estar aprobados por el Consejo de Administración o equivalente.

Todo lo desarrollado conformará el sistema de cumplimiento penal que se integrará en el normal funcionamiento de la empresa y que podrá ser certificado si se desea en la norma UNE 19.601:2017 de reciente aparición.

 

Anuncios